La línea es el paísaje

La línea, extraña criatura que une puntos, delimita superficies y redondea orificios. La línea también es el hilo conductor del pensamiento, un camino en dirección a una verdad preestablecida. 
Todos vivimos rodeados por la misma línea, una línea que jamás alcanzaremos, una línea que nos invita a visitar mundos imaginarios y reales, extravagantes y violentos. Esta es la línea de horizonte, la línea del paisaje, la línea que solamente podemos alcanzar con nuestra imaginación, con nuestros sueños o nuestras pesadillas.
Sobre esta línea reposan todos nuestros presupuestos e ilusiones de un mundo mejor o peor, profundamente personal, idealizado, magnificado, representado. Con está línea jugamos, es el tablado del teatro de nuestras derivas emocionales, en ella viven y bailan y cantan los seres inalcanzables en comarcas que solamente podemos imaginar, crear o recrear dependiendo de nuestros estados anímicos.
Es la línea de la vida, es nuestra, individual, permanente, indestructible y en ella caben todos nuestros paisajes.
La línea es el paisaje.

Las medusas pasean su placidez por los mares cálidos
Ven, ¿ven?, deben verse, ojos tienen,
se miran unas a otras con sus miradas circulares,
como si su universo fuera un caleidoscopio…

(86 x 25)
2018

Montañas, aguas  y dioses
El tercer día del mundo es un descanso,
Mar aquietado y Montaña sumergida.

(86 x 25)
2018
​​​​​​​

Inolvidable.
Nunca la olvidarás, siempre estará en ti, porque en ti están las ilusiones de sus movimientos, de sus perpetuas idas y venidas, de sus entradas y salidas, de sus espumas y gritos de sal. 
Así es la marea de tus sueños.

(86 x 25)
2018

Arena, desierto, montes​​
Lágrima.
¿A que no sabes cuanto te extraño?
Lágrima.

(86 x 25)
2018

Y la tierra se echó a la mar​​.
Tierra,
¿No sabes que la mar es tu madre?
Tierra.

(86 x 25)
2018
​​​​​​​

El agua y la memoria de Hokusai
El mar no tiene memoria,
sólo sentires,
sólo olores.

(86 x 25)
2018

Tierra firme​​​
Rayos de sangre, 
rayos de vidas brotan 
de las entrañas de las praderas.

(86 x 25)
2018

El albor de la planicie.
Y nació la mentira, 
el mundo no se hizo en siete días,
el mundo se hizo cuando quiso y como quiso.
(86 x 25)
2018

El afloramiento de los montes.
Se armaron de valor, 
se juntaron y se levantaron 
para quedarse dormidos.

(86 x 25)
2018

Mis guerras personales o la ilusión de una vida en paz.
No todos los días son iguales, unos empiezan 
de una manera y terminan de otra.
A los paisajes les pasa lo mismo.

(86 x 25)
2018

El asomo de las montañas sobre la llanura verde.
Las líneas bifurcaron, unas se quedaron quietas, 
otras subieron para pavonearse 
y otras se lanzaron al cielo.

(86 x 25)
2018

El fin de los montes.
Todo fin es un principio,
eso debieron pensar cuando se cansaron de luchar 
para ser los más altos.

(86 x 25)
2018

Entre aridez y eterna primavera.
De lo verde al amarillo,
la tierra se reseca y los montes
se transforman en duna.

(86 x 25)
2018
1

El mundo tal como es.
El abrazo del cielo abraza la tierra, amor y fuego, pasión e infierno, 
el lugar de todos los encuentros, 
el cruce de los lugares infinitos.

(86 x 25)
2018

La infinidad del tiempo, la infinidad del espacio.
Las arenas se tiñen de escarlata,
el horizonte apela al cielo
y el cielo espera la noche.

(86 x 25)
2018


La agitación de los montes eleva el horizonte.
(86 x 25)
2018

La confusión de la noche.
La noche apacigua los ánimos,
los montes descansan y las praderas aprovechan 
para humedecerse con las briznas nocturnas.

(86 x 25)
2018

El levantamiento de la pradera.
Tocando el cielo las praderas se emocionan
y se dejan acariciar con las lluvias azules

(86 x 25)
2018

Descenso en búsqueda de las arbóreas.
En busca de la vida la pradera
desciende buscando el mundo de los vegetales.

(86 x 25)
2018

Agua dulce.
Las aguas juegan con el cielo,
se evaporan y suben en un ciclo infinito de ires y venires.
Inventar la lluvia no es fácil.

(86 x 25)
2018

Árboles en flor.
Al principio nacieron de colores vivos.
Con el tiempo y la sabiduría se irán transformando
en hermosas figuras recubiertas de clorofila.

(86 x 25)
2018

Al pie del monte.
El jolgorio no puede parar,
la fiesta de la vida ha de continuar,
aunque después haya que subir y subir y subir...

(86 x 25)
201

Tierra de fuego.
La vida nace del tormento,
la tierra escupe fuego y unas flores 
nacen en los resquicios de las praderas.

(86 x 25)
2018

Y los fuegos se fueron apagando.
Y la tierra volvió a ser ella misma,
y los cielos siguieron soñando,
y el mundo siguió siendo el mundo.

(86 x 25)
2018

Clorofila y aves.
Y el mundo hizo el milagro,
de los montes nacieron aves
y volaron para contemplar la infinita belleza del infinito.
(86 x 25)
2018

Y la tierra volvió a la mar.
Nacer y morir,
Siempre se vuelve al mar.
Siempre.
(86 x 25)
2018

Y la mar creó las islas.
Y las islas crecieron, y nuevos mundos poblaron 
el planeta acuático y la vida siguió 
esparciéndose por todas partes.
(86 x 25)
2018

Back to Top